Seleccionar página

QUIENES SOMOS:

Al inicio contaba con la cabaña principal, que tiene 12 habitaciones, esta cabaña cuenta con tres niveles (CUATRO HABITACIONES POR NIVEL), con un diseño diferente en donde sus habitaciones no dejan de perder ese contacto vivo con la naturaleza.

Un año después se construyeron dos cabañas familiares para seis personas cada una , estas cuentan, abajo con dos camas, una pequeña sala, comedor y una hamaca para reunirse en familia, arriba cuenta con cuatro camas y una pequeña sala. En ellas se puede cocinar en una estufa para camping que usted pueda traer o en una parilla que el hotel puede proporcionarle

Actual mente contamos con piscina y un kiosco para descansar o beber.
Hemos crecido con una nueva área de habitaciones con aire acondicionado, agua caliente y TV, esta cuenta con seis habitaciones y cada una con tres camas donde puede descansar una familia formada por dos adultos y tres niños.

Nuestro hotel se localiza a 500 mts. del castillo de San Felipe de Lara, somos un hotel pequeño, pero con un ambiente fuera de lo común con varias opciones y con atención familiar

La comunidad donde nos encontramos, es una franja de tierra que limita por un lado con el lago de Izabal y por el otro lado por el Rio Dulce. Es un lugar perfecto para descansar y desde aquí pueden abordar una lancha que los puede llevar a lugares turísticos como: Livingston, Punta de Palma, Punta de Manabique, Cayos de Belice, Playa Dorada, entre otros.

A principio del siglo XVI el intercambio comercial entre España y Guatemala se realizaba por este sector lo que ocasiono un movimiento pirata, que operaba en Rio Dulce. Por ello era necesario resguardar las bodegas que se encontraban en el lago de Izabal construyendo el primer torreón. Más adelante los ataques fueron disminuyendo y cambiaron sus actividades convirtiéndose en un fuerte para albergar prisioneros.


Actualmente el castillo de San Felipe está abierto al turismo de 8 de la mañana a 5 de la tarde.